Representante Personal en la Florida debe contratar a un Abogado

successionEn la Florida, cuando un ser querido muere, los bienes del difunto deben pasar por el proceso de sucesión de la Florida. Difunto es el término legal para una persona fallecida. Como parte del proceso de sucesión, un representante personal de la Florida debe ser designado para gestionar la distribución de los bienes. El representante personal es generalmente nombrado en el testamento del difunto. Sin embargo, si el testamento no se pronuncia al respecto, o si el difunto falleció intestado (sin testamento), entonces, un Juez de Sucesiones de la Florida designará a alguien como representante personal.

Sea quien sea el representante personal, él o ella tiene un deber fiduciario de los bienes y de los herederos de los mismos. Esto significa que él o ella puede ser personalmente responsable de cualquier lesión (incluso daños monetarios) causado por la ejecución, de manera indebida, en el proceso de sucesión.

Este gran riesgo de responsabilidad personal es una razón del por qué la ley de Florida establece que el representante personal debe contratar a un abogado para que los represente en el proceso de sucesión. El representante personal tiene la única autoridad para contratar a un abogado para supervisar el proceso de sucesión, independientemente de si el testamento intenta nombrar a un abogado.

Para asegurarse de que los bienes de su ser querido se ejecuten correctamente y para protegerse de la posible responsabilidad que se enfrenta como representante personal. Lo mejor es contratar a un abogado con experiencia en bienes para supervisar el proceso de sucesión.